¿Qué quieren los hombres en una relación?

Desde los años 1990, los hombres son más felices en matrimonios donde están unidos a una mujer con una inteligencia igual o superior a la de ellos, según un estudio.

Olvídese de todo lo que oyó decir hasta ahora sobre lo que quieren los hombres. No son tacos altos, y no es lencería. Lo que los hombres quieren, por encima de todo, es una mujer que sea inteligente.

Según un nuevo trabajo de investigación citado por The Times of India, a la hora de buscar una pareja, los hombres buscan sobre todo que tenga cabeza. Desde los años 1990, los hombres son más felices en matrimonios donde están unidos a una mujer con una inteligencia igual o superior a la de ellos, según el estudio.

“Es un cambio, confirmó el estudio, respecto de los años Cincuenta, cuando Marilyn Monroe protagonizó “Los hombres las prefieren Rubias”, y cuando lo más probable era que el matrimonio perdurara cuando el marido tenía un mejor nivel educativo que la esposa (y ésta podía presumiblemente halagarlo diciéndole que él sabía más)”, informó The Times of India. La investigación también comprobó que los matrimonios donde los cónyuges desarrollaron un nivel educativo similar tienen la mayor chance de éxito. Se trata de una tendencia más nueva, ya que los matrimonios hasta los años ochenta tenían un 34 por ciento más de probabilidades de terminar en divorcio cuando la esposa contaba con una formación educativa superior a la del hombre, señaló The Times of India.

“Las parejas que se casaron a comienzos de los Noventas fueron las primeras para las cuales la ventaja educativa de las esposas dejó de estar asociada a un riesgo más elevado de divorcio. En la actualidad, las parejas con los mismos niveles educativos tienen menos probabilidades de divorciarse”, dijeron los científicos, según The Independent.

Esto puede deberse en parte a que las personas quieren a alguien que las vuelva más inteligentes, ya que los matrimonios tienden a volver más inteligentes a ambos integrantes. Según un estudio de la Universidad Macquarie en Australia, las parejas casadas crean una conexión interpersonal que les permite aprender a uno del otro. Por eso cada cónyuge puede generalmente completar las frases del otro o colmar las lagunas en su memoria, según este estudio.

Por: Herb Scribner